Skip to content

Concierto de Órgano del 5 de Marzo de 2012

1 marzo, 2012
 Beatriz Ayuso Borges
Dentro del programa de  actos conmemorativos del XX ANIVERSARIO del ROTARY CLUB DE AVILÉS,
disfrutaremos de un excelente concierto de órgano interpretado por José María Martínez, Chema, ex compañero rotario.
El concierto se desgrana en cinco composiciones, cuyos autores datan desde el siglo XVII, hasta el siglo XX. Es un concierto nada estridente. Huye Chema de populismos, ha querido un concierto tranquilo, sin discordancias, en un marco de suavidad. Como un todo de elegancia y deleite para los sentidos.
        Hay que empezar por J.S. Bach ( 1685-1750 ) que para Chema es imprescindible en cualquier concierto de órgano, pues lo considera el mejor y más representativo autor de este instrumento en la Historia de la Música. Esta primera composición, no es ni más ni menos, que el recibimiento que Chema nos da, en el sentido de que él ve que nos presentamos en el marco de una Iglesia y decir por tanto: ” Querido Jesús, estamos aquí “, es lo más apropiado. y así lo hace con esa obra de Bach.
        La segunda composición, de otro autor del XVII, coetáneo de J.S. Bach, J.G. Walther ( 1684-1748 ), de carácter absolutamente intimista, está dividida en tres partes, como véis en el programa y por tanto hemos de considerar que hasta la finalización de la tercera, no procede el emitir aplausos, porque la obra no está terminada. la idea de Chema al realizar el programa, es dejar también este punto claro, que al colocar, los dos allegros y el adagio, justo debajo del nombre de la composición de Walther, se entenderá que forman parte del mismo., y coloca los tiempos, para que el oyente sepa y entretenga, en el transcurso del concierto, de cómo van las cosas.
        La tercera composición es un canto pastoral, con lo que sabéis que representa de sensaciones bucólicas y notas alegres. La alegría de vivir y del placer de escuchar música, en estado puro. Su autor, Theodoro Dubois ( 1837-1924 ).
        La cuarta, es una versión de la tradición japonesa, de Guy Bovet ( 1942 ), es:  Meditation on ” Akatombo “. Me dice Chema, que la música japonesa es muy suave, intimista, delicadísima y que invita a la meditación, al recogimiento, a la paz, al encuentro con las sensaciones más intimas del alma.
        La quinta, es el conocido poema de Rosalía de Castro ( 1837-1885 ) ” Negra sombra”, que en versión de J. Montes ( 1840- 1899 ), seguro que vamos a reconocer y es de una belleza asombrosa…
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: