Skip to content

“Romería del Equinoccio”

14 mayo, 2011

Mª Teresa González Martín

El día 25 de septiembre de 2010, tuvo lugar en Miranda, un lugar muy cercano a la villa de Avilés, una gran fiesta-romería, que hemos llamado Romería del Equinoccio, por ser coincidente con el fin del verano y comienzo del otoño. Fuimos muchos los que asistimos a esta fiesta, alrededor de unas 170 personas.Los promotores de la misma  y organizadores de todo lo que conllevó la preparación de dicha fiesta, fueron nuestros amigos y compañeros rotarios, Pilar del Pozo y José Antonio Amago, actual presidente del Rotary Club de Avilés, los cuales, ayudados por  miembros de  su  familia y amigos, pudieron  hacer posible la celebración de esta fiesta.La pretensión  y objetivo principal de nuestro presidente, cuando expuso a los miembros del Rotary Club de Avilés, su idea de preparar una gran fiesta, no era otra  que la de reunir a un gran número de compañeros rotarios, familiares y amigos, para que todos juntos y en armonía, pudieran disfrutar de una jornada, en la cual se fomentara la amistad, el compañerismo y se trasmitiera a los más jóvenes este espíritu rotario del que todos nosotros nos sentimos tan orgullosos.Si  además de lograr este objetivo principal, se lograba un segundo objetivo, recaudar fondos para contribuir  a erradicar la polio, entonces el éxito de la misma estaría  garantizado.Estos objetivos se alcanzaron totalmente en este día, ya que hubo un gran número de asistentes que participaron en los diversos actos y,  además se recaudaron casi 3.000 euros, una vez deducidos los gastos que todo ello ocasionó.

Aunque el día amaneció totalmente nublado, desembocando en  fuertes lluvias y tormentas, las cuales nos acompañaron durante la mayor parte de la mañana, originando una gran preocupación de todos los organizadores del evento ya que hacían temer  la poca afluencia de  compañeros y amigos, lo cierto es que  dicha preocupación  se disipó rápidamente  al ver como se iban incorporando a la fiesta gran número de rotarios llegados de distintas partes, Avilés, Oviedo, Gijón, Barcelona, Madrid, Santander, etc., muchos de ellos acompañados de sus familiares o amigos, al mismo tiempo que la tormenta se alejaba  para ir dando paso a un día de sol (¿sería quizás por la cesta de huevos  que se llevaron a las monjas clarisas, igual que se suele hacer para las bodas?), lo cierto es que quedó una tarde perfecta  para poder disfrutar de todas las actividades que se habían organizado (juego de bolos, pinchazo de globos, mus, tiro a la rana, tirachinas, saltos en castillo hinchable, etc.), donde tanto los pequeños como los mayores,  pudimos   disfrutar a nuestras anchas.

También disfrutamos  de un sabroso y suculento arroz asturiano, así como de ricas empanadas, tortillas, chorizos, delicioso rollo de bonito y,  un sinfín de pinchos variados, todo ello realizado por la desinteresada colaboración de los xagós (amigos) de Miranda, así como por reposteros de la localidad y muy particularmente por la hermana del  presidente del club de Avilés, que participó activamente en la elaboración de los pinchos, como de los riquísimos mantecados, dulces  y pastas, que se pusieron a la venta.

Para hacernos más amena la fiesta, se contó con la desinteresada colaboración del Coro de Miranda, cuyos componentes amenizaron la  sesión de vermú con bellas canciones típicas asturianas. Y para sorpresa de todos, pudimos contar con la actuación de un grupo de percusión  africano que aportó a la fiesta un toque exótico que hizo que todos nosotros nos desplazáramos  durante unos momentos a ese continente maravilloso que es África.

Es importante destacar los innumerables regalos que casi todos los asistentes se pudieran llevar para sus casas, gracias a la tómbola que se había instalado en el recinto y que contaba con  unos 200 regalos, los cuales habían sido donados, en una gran parte, por  miembros rotarios y por empresas colaboradoras que,  de forma desinteresada, quisieron colaborar con nuestro club.

La recaudación conseguida en esta tómbola, mediante la venta de papeletas, al módico precio de 10 euros cada una de ellas, se sumó igualmente al proyecto Polio Plus, segundo objetivo de esta fiesta.

No podemos concluir esta pequeña crónica, sin dejar  constancia  en la misma, de las muestras de agradecimiento, proferidas por los asistentes, por esta jornada de convivencia y amistad rotaria, que esperan poder volver a repetir en próximas ocasiones.

 

  

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: