Skip to content

Crónicas viajeras o la odisea de una cata

31 marzo, 2011

José Luis Rodríguez García

Eran nada menos que las 7,28 horas de la mañana, apenas si acaban de sacudir las calles de la villa de Pedro Menéndez que, como cada día, los empleados municipales van extendiendo hasta dejarlas visibles para los más madrugadores. En las calles apenas estrenadas y recién estiradas Las Meanas, aparece majestuosa la diligencia, un microbus color Burdeos. Ya se encuentran muchos de los partícipes del viaje a Logroño, donde, recorrida la distancia que nos separa de la bella ciudad riojana, asistiremos a “XVII Cata de Solidaridad Rotaria” que como cada año organiza el Rotary Club de Logroño.

Primer día: Son las 7,35 horas y da comienzo la aventura. Recogemos a Gonzalo por el camino de salida de Avilés y al delegado del gobernador, D. Andrés Barriales y señora, en Gijón. Ya estamos todos, dieciocho en total seremos los que viajemos en la moderna diligencia color vino, a juego con la ruta a explorar.

Disfrutamos del bello paisaje que discurre por la ruta de la costa asturiana: Villaviciosa y la costa llanisca; bellísimos parajes que nos separan de Tina Mayor. Quien no haya podido disfrutarlos, no sabe lo que se está perdiendo. Así hasta Unquera, primera población cantabra, frontera entre ambas comunidades y obligada parada para reponer fuerzas con un desayuno que nos permitiría disfrutar de su típico dulce: las corbatas (exquisito hojaldre crujiente, en forma de lazo). Tras el refrigerio, de nuevo a la diligencia que, aunque no lo había dicho antes, conduce una joven, que nos llevará entre ambos arcenes, no sin cierta dificultad y que como diría un amigo mío: “en el oeste ya estaría dando ortigas”.

La ruta no tiene pérdida: autovía a Santander y Bilbao y por la vascoaragonesa a Logroño. La sorpresa no se deja esperar, atrás dejamos la capital cántabra, Santander y por motivos aun hoy desconocidos, nos salimos de la autovía y nos dirigimos por la Nacional 629 que atraviesa la cordillera cantábrica, por el puerto de los Tornos, hasta la meseta. Todos nos hacemos cruces, mientras la conductora, con muestras de inusitada calma, escala lentamente la solitaria vía que culminará en el puerto. Algo hemos de agradecerle, de no ser por su iniciativa, seguro que ninguno de los viajeros llegaría a conocer el Puerto de los Tornos. Una enrevesada y estrecha carretera de montaña que nos mantiene a todos atentos y expectantes, no solo por el paisaje, nos llevará, no sin dificultades a tierras de Castilla por las rutas del medievo.

La aventura finalizaría tras pasar por diversas comarcales, locales, etc., hasta Burgos y ya de ahí, por autopista a Logroño. Nuestro buen amigo Fernando, rotario de origen asturiano afincado en Logroño, me mantiene informado telefónicamente y me cuenta en directo los acontecimientos que se suceden en la sede del Consejo Regulador: ¡Hay ganador¡ ¿Os falta mucho? ¡Están saliendo los pinchos!

Muy a nuestro pesar, no tuvimos ocasión de disfrutar de la liturgia de la cata y menos aún del impresionante ágape que el Rotary Club de Logroño sirve tras la elección del vino ganador.

Tarde, más que tarde, muy tarde, a los postres llegamos, una vez que el jurado había trasladado su decisión a las autoridades rotarias y civiles, de su elección. Asisten como cada año, el presidente autonómico de La Rioja, el alcalde de Logroño, presidente del Consejo Regulador y por Rotary, Gobernador del distrito.

Con gran presencia de ánimo que ni las vías secundarias por las que discurrimos, pudieron minar, entramos en el moderno edificio del Consejo Regulador. Lo hacemos con ímpetu (la fame ye mala consellera) de quien llega con tiempo. Nos presentamos y nos vamos saludando con quienes ya se iban con el estomago entonado.

El vino ganador de la XVII Cata de Solidaridad Rotaria, que bajo la dirección técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja, se celebró en la capital de La Rioja, con la participación de 61 vinos, entre crianzas y reservas, de 50 bodegas, resultó ser, el tinto Sonsierra Vendimia Seleccionada Crianza 2006, de Bodegas Cooperativas Sonsierra. Se trata de un monovarietal, tempranillo 100%, elaborado a partir de viñedos de más de 30 años. La bodega ha obtenido numerosos premios en los últimos años. Vendimia manual y fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable durante diez días, la maloláctica con los hollejos para extracción de taninos y color durante otros dieciocho días. Doce meses en barricas nuevas de roble americano y varios meses en botella.

NOTAS DE CATA.- Color cereza rubí intenso con reflejos granates. Potente en nariz, combinando aromas de tostado fino, fruta madura y notas minerales de mucha complejidad. Amplio y elegante en boca, su paso es sabroso, frutoso y con presencia de taninos maduros. Final vivo y con futuro. Su temperatura de servicio entre 16 y 18 grados.

Terminado el evento y hechas las fotografías de rigor en la fachada del Consejo, nos dirigimos a la afueras de Logroño, donde en un típico restaurante riojano disfrutamos de las excelentes viandas que nos sirvieron a las que nos vimos abocados so pena de fenecer en el intento.

De nuevo a la diligencia y al hotel, primera toma de contacto y preparativos para cenar con nuestros amigos en el Restaurante que habían escogido para la cena de celebración, El Porrón, sito en Fuenmayor. Otra nueva sorpresa nos habría de deparar la accidentada excursión; la diligencia había consumido el tiempo disponible para conducir y nos anuncia que no podrá esperar para traernos de vuelta al hotel. El tacógrafo impone sus leyes y, sin compasión, nos dejará abandonados a nuestra suerte en Fuenmayor. Nadie sale de su asombro. ¡No puede ser! ¿En que volvemos? Rotary es SERVICIO, Rotary es “amistad con ocasión de servir”. Nuestro club anfitrión despejó nuestras incógnitas. ¡Despreocuparos, nosotros nos encargamos de todo!

La cena fue emotiva hasta el punto que todos los presentes en un ambiente fantástico de camaradería, cantamos hasta entrado el día siguiente. Un acto que recordaremos por las voces dignas de atención que surgieron, aparte de las de nuestros animadores particulares, Bernardo y Rafa, guitarra y pandereta en ristre.

Terminada la cena, un modernísimo autobús (65 plazas), gestionado por el club de Logroño, nos recogería e iría dejando a los unos en su sede y a nosotros en el Hotel Husa “Las Cañas”, entonando todos, durante el viaje, bellas habaneras para terminar con el “Asturias, patria querida”.

Segundo día: Habíamos quedado a las 11,00 con Diego, el director técnico de Bodegas Heras Cordón que nos recogería y tras visitar la medieval villa fortificada de Laguardia, dirigirnos a Fuenmayor. Llegó algo más tarde, se nota que Logroño celebra sus fiestas patronales, San Mateo.

Con un guía de excepción, Diego y la diligencia que le sigue, nos lleva al límite de La Rioja y Vascongadas, pegadita a la bodega de Campillo, en la que anteriormente trabajó nuestro guía, se encuentra Villa Lucia. Allí una experta anfitriona nos irá contando los secretos que transforman la uva en tan preciada bebida. Tendremos la oportunidad de diferenciar olores, colores y rasgos de identidad de los caldos. Interesante y recomendable exposición para ir entrando en la materia y paso previo de iniciación a la cultura del vino.

Villa Lucía no es un museo como tal sino un sorprendente centro temático dedicado al vino. “Conocer el vino es amarlo”: Tradición y tecnología se unen en el centro de 2.400 m2 distribuidos en varias plantas, para que el visitante no solo disfrute en su interior, sino que también aprenda y se eduque en las materias relacionadas con el vino. Tiene un museo-bodega donde se adquieren nociones sobre la cultura del vino y el proceso de elaboración (prensado, trasiego, maceración, diferencia en la elaboración de tintos y rosados, etc.) de forma interactiva. También se participará en una sesión de cata virtual identificando los colores, aromas y sabores del vino.

El museo es, sin duda, la joya de este Centro de y divulgación. El Museo, de dimensiones justas para que el recorrido sea tan práctico como eficaz, concentra de un modo ameno toda la historia y rituales del vino. Efectos audiovisuales; catas virtuales de aromas, olores y colores; paneles didácticos; representación de los oficios en añorantes rincones; maquetas, utensilios, hologramas, ayudas interactivos para los más curiosos…

Así el recorrido por este museo comienza con un breve video donde se relaciona el vino con su hábitat – la Rioja Alavesa – una serie de maquetas y paneles muestran el clima, la tierra y las diferentes cepas que se cultivan en la zona. La elaboración del vino, desde la recolección de la uva hasta el embotellado final y los distintos tipos de vinos existentes, tienen también un papel destacado en este centro temático. En definitiva historia, presente y futuro del vino se interrelacionan para que el visitante conozca y ame más al vino.

Ya con el gusanillo de los conocimientos, seguimos ruta a visitar Laguardia, bonita villa amurallada que en sus calles alberga infinidad de bodegas subterráneas. Recorremos sus callejuelas, vistamos su iglesia, Santa María de los Reyes, cuyo pórtico recuerda la catedral de Santiago y degustamos en una típica taberna los vinos obtenidos por maceración carbónica.

Llegó el momento, nos dirigirnos a Fuenmayor. Cambiamos nuevamente de provincia de Álava a Logroño; allí nos espera la visita a la bodega de nuestro anfitrión, Heras Cordón. De nuevo a la diligencia a hacer camino por modernas calzadas nada polvorientas de Fuenmayor.

Una fachada de bodega clásica, con solo diez años de vida y más de doscientos años a sus espaldas, se abre ante nosotros. Con habilidad magistral, Diego, enólogo de la firma, va desgranándonos todo el proceso desde la vendimia hasta la salida en botella.

Un ágape de bienvenida con embutido y olivas para degustar los crianzas que envejecen sin prisa, hasta conseguir su mejor momento de consumo. Excelente, el crianza que nos dan a catar; el ambiente, la hora, el crujiente pan, el fiambre de cabeza de jabalí, todo influye en nuestro juicio.

La bodega dispone de celdas de envejecimiento que han sido adquiridas por clientes que las dejan en depósito. No gustó la idea y algunos decidimos adquirir, para compartirla, una de las celdas. Un total de 600 botellas que nos repartiremos y que hasta entonces envejecen en la bodega para Club Rotary de Avilés.

Un comedor repleto de comensales de distintos puntos de la geografía, nos espera. Diego comparte plato y mantel con nuestro grupo. Nos hacen los honores con una entrada de ventrisca de bonito y pimientos, a los que siguen patatas a la riojana y lechazo; todo ello regado con el abundante y delicioso crianza y, como si de las bodas de Caná se tratase, al final, reserva. Postres, cafés, licores. Una comida, por invitación de la bodega, para recordar. Nos ha gustado mucho el crianza (fresco, sabroso), más aún que el reserva.

Como despedida nos obsequian con una botella del vino que se elaboró expresamente para su S.S. Benedicto XVI.

Ya son las 18,30 horas y debemos pensar en volver a casa.

Preguntas de rigor a la conductora ¿conoces la ruta de vuelta? ¡Vamos por Burgos!, Empiezan los dimes y diretes. Por aquí, que no por allí. Vuelta atrás. Por aquí ya pasamos. Esta claro que la conductora no perdió el tiempo en asegurase la ruta de vuelta. Comenzamos por autovía, sin embargo y sin darnos, cuando nos encontramos fuera de ella y circulamos por la nacional a Burgos. No hay marcha atrás. Buen humor y cantares sin cesar amenizan todo el viaje de vuelta. Sin duda el vino y la comida han tenido algo que ver en ello.

Limitaciones al tiempo de conducción de nuevo y tras deglutir la ruta que comienza en Burgos, de nuevo por autovía, en Pola de Lena decidimos hacer botellón en la gasolinera porque de nuevo la dictadura del tacógrafo nos hace detenernos cerca de una hora. Reina un gran ambiente y hasta pudimos disfrutar de los fuegos artificiales que celebran al patrono de la villa asturiana.

Si llegamos tarde para ir, para venir no habría de ser menos. Al final llegamos sanos y salvos, que no es poco. En resumen toda una aventura que, como no podría ser de otra manera, enriquece nuestra vivencia.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: